Encuentra los mejores neumáticos al mejor precio

Te ayudamos a elegir y comprar tus neumáticos

Presión de los neumáticos, desgaste y rueda de repuesto: 3 puntos que hay que comprobar antes de un trayecto largo

¿Te vas de vacaciones? No cojas la carretera sin asegurarte de comprobar antes el estado de tus neumáticos ¡Son el único punto de contacto entre tu vehículo y la carretera!. Aquí tienes una lista de los puntos claves que hay que comprobar para poder salir de viaje tranquilo.

Copyright © www.istockphoto.com

El desgaste de los neumáticos

Empieza por comprobar el nivel de desgaste de tus neumáticos. Para eso tienes que comprobar que la goma de la banda de rodadura no haya llegado todavía al testigo de desgaste, que es un pequeño taco de 1,6 mm de espesor colocado en el fondo de las ranuras principales del neumático para indicar el límite de desgaste aceptable desde un punto de vista legal. Si la goma está cerca de ese testigo y tienes previsto hacer un viaje largo, quizás sea mejor cambiar los neumáticos antes de salir. 

A título informativo: algunos fabricantes como Nokian o Continental colocan dos testigos de desgaste, uno para señalar el umbral de disminución de las prestaciones sobre suelo mojado o nevado y otro para señalar el umbral de desgaste mínimo. 

A continuación, comprueba el estado de los flancos de los neumáticos para asegurarte de que no tienen ningún corte, grieta, rasgadura, bulto, hernia u otra deformación. Puedes pasar la mano por la superficie del neumático para detectar cualquier posible anomalía

El consejo de Rezulteo:

Rota regularmente los neumáticos delanteros y los traseros para que se desgasten de manera uniforme.

Ver las reglas de rotación de los neumáticos

La presión de los neumáticos

Sé preciso con la presión de los neumáticos: un inflado inadecuado (inflado excesivo o insuficiente) hace que corras el riesgo de sufrir un reventón, un pinchazo o un desgaste prematuro. Ahora bien, las estadísticas en la materia hablan por sí solas: ¡la mitad de los vehículos que hay en las carreteras en vacaciones circulan con neumáticos poco inflados!

Comprueba preferentemente la presión de los neumáticos en frío, es decir antes de empezar a circular. Si lo haces ya en carretera con los neumáticos calientes, el aire ya habrá empezado a dilatarse por lo que habría que añadir 0,3 bares a la presión recomendada por el fabricante de tu vehículo.

Si tu coche va cargado o si llevas un remolque o una caravana, puedes mirar las recomendaciones del fabricante que se encuentran en la puerta de tu vehículo para evitar así un aplastamiento del neumático. 

Todo lo que hay que saber sobre la presión de los neumáticos

El consejo de Rezulteo

Algunas recomendaciones específicas para los remolques y las caravanas:

  • Respeta los índices de carga y de velocidad previstos por el fabricante del enganche.
  • Si circulas al límite de la capacidad de carga, monta preferentemente unos neumáticos reforzados (reinforced).
  • Infórmate de la presión indicada por el fabricante del vehículo y de si hay que adaptarla. A título indicativo:
    • Para un remolque o una caravana no sobrecargada, la presión de referencia es de generalmente 2,5 bares para un neumático estándar y de 3 bares para un neumático reforzado.
    • Para un remolque o una caravana con una carga pesada, puedes añadir 0,5 bares, es decir 3 bares si es un neumático estándar y 3,5 bares si es un neumático reforzado.
  • No utilices tus neumáticos de caravana o de remolque más de 5 estaciones. Cuando se quedan demasiado tiempo estacionados, los neumáticos tienden a deformarse. Si observas unas pequeñas grietas cerca de la llanta, cámbialos en seguida. 

La rueda de repuesto

Nadie está a salvo de un pinchazo y aunque por suerte no se producen todos los días, tienes que ser previsor: asegúrate de que tu rueda de repuesto esté en condiciones de circular y de que dispones de todo el material necesario para cambiar una rueda.

Si tu vehículo no tiene rueda de repuesto y tiene una bomba anti-pinchazos, comprueba su fecha de caducidad antes de salir. 

Tu seguro de coche también puede incluir un servicio de asistencia en carretera o  puedes haberlo contratado al comprar tus neumáticos. Acuérdate de llevar el número de teléfono al que hay que llamar en caso de necesidad. 

Los otros elementos del vehículo que hay que comprobar

Los niveles de los líquidos

Antes de salir, comprueba en frío el nivel de aceite del motor, el del líquido refrigerante, el del líquido de frenos, el del limpiaparabrisas y el del líquido de la dirección asistida. Si es necesario mira el manual del vehículo para saber cómo hacerlo. En verano, con el fuerte calor, los coches tienden a calentarse más, por eso es importante comprobar el nivel del líquido refrigerante.

Las luces  

¡Si limpias tus faros y tus cristales puedes conseguir un 30% más de iluminación! Asegúrate también de que tu parabrisas no tenga impactos y acuérdate de comprobar todas las luces y todos los intermitentes para ver mejor y para que te vean mejor.

Los limpiaparabrisas 

Comprueba que los limpia-parabrisas todavía sean flexibles y que limpien correctamente el parabrisas y la luneta trasera.

Los equipamientos de seguridad   

El chaleco reflectante y el triángulo son obligatorios. Acuérdate de ponerlos en un lugar de fácil acceso para poder cogerlos lo más rápido posible en caso de necesidad.

Y, por último, te puede ser útil una linterna, por ejemplo si pinchas por la noche.


Un último consejo antes de salir a la carretera: consulta la previsión meteorológica y las recomendaciones de la DGT. En verano, las tormentas y las precipitaciones repentinas pueden hacer que la calzada sea resbaladiza, pueden aumentar la distancia de frenado, e incluso pueden hacer que corras el riesgo de sufrir aquaplaning. En invierno, las nevadas y el hielo también pueden sorprenderte. No dudes en reducir la velocidad y, por qué no, en parar en un área de descanso.

¿Este consejo te ha sido de ayuda?

Encuentra esta guía en las siguientes carpetas