Encuentra los mejores neumáticos al mejor precio

Te ayudamos a elegir y comprar tus neumáticos

Presión de los neumáticos: cómo y cuándo inflar tus neumáticos

La goma de los neumáticos no es totalmente estanca, por lo que con el uso pierden un poco de aire y hay que comprobar la presión de los neumáticos con regularidad. El inflado es fundamental para la seguridad, pero también para evitar un desgaste prematuro de los neumáticos y mejorar su rendimiento energético. De hecho, ¡la mayoría de los daños que sufren los neumáticos son debidos a una presión inadecuada! Descubre cómo inflar tus neumáticos correctamente.
Comprobación regular de la presión de tus neumáticos

Acuérdate de comprobar con regularidad la presión de tus neumáticos para circular con seguridad - Copyright © www.istockphoto.com

Neumáticos mal inflados ¿cuáles son los riesgos?

Si la presión de los neumáticos es incorrecta, puedes sufrir varias consecuencias nefastas desde el punto de vista de la seguridad, pero también desde el punto de vista económico: 

  • Desgaste más rápido de tus neumáticos.
  • Distancias de frenado más largas.
  • Peor adherencia y menor precisión de conducción.
  • Mayor riesgo de aquaplaning.
  • Consumo de carburante más elevado.

Cuando tus neumáticos están demasiado inflados (presión demasiado alta), su forma excesivamente abombada disminuye su superficie de contacto con la carretera, lo que reduce su adherencia y su capacidad de amortiguación de las irregularidades de la calzada. En ese caso, puedes observar que la parte central de la banda de rodadura del neumático se desgasta más rápido.

Por el contrario, unos neumáticos insuficientemente inflados (presión demasiado baja) sufren una solicitación  más importante en los lados de la banda de rodadura, lo que causa una elevación anormal de la temperatura del neumático que puede hasta provocar un reventón y la pérdida de control del vehículo. Antes de que se produzca el reventón, notarás que la adherencia cambia, especialmente en una calzada húmeda y que el consumo de carburante aumenta.

¿Qué presión poner a tus neumáticos?

La presión recomendada para tu vehículo está indicada en el manual de uso y/o en una etiqueta pegada en el hueco de la puerta del conductor o en la tapa del depósito de carburante.

Copyright - © rezulteo

Es posible que la presión recomendada no sea la misma para los neumáticos delanteros y para los neumáticos traseros. Procura simplemente inflar siempre de la misma manera los dos neumáticos de un mismo eje. 

En algunos casos, tendrás que aumentar ligeramente la presión de los neumáticos:

  • Si remolcas una caravana o remolque, hay que aumentar la presión de los neumáticos entre 0,5 y 0,8 bares.
  • En invierno, añade 0,2 bares a la presión de referencia para compensar la disminución de la presión con el frío.

¿Cuándo comprobar la presión de tus neumáticos?

Acuérdate de comprobar la presión de tus neumáticos por lo menos una vez al mes y antes de cualquier trayecto largo. Para ello, puedes usar las máquinas que hay en las gasolineras o el equipamiento adecuado que tengas en tu casa (manómetro personal, compresor o bomba de pie). 

Si observas signos de desgaste anormal en los neumáticos o si sientes vibraciones al conducir, es posible que tus neumáticos estén mal inflados: comprueba la presión con más frecuencia.

El consejo de rezulteo:

¡No te olvides de comprobar la presión de la rueda de repuesto!

¿Cómo inflar tus neumáticos correctamente?

Siempre hay que comprobar la presión de los neumáticos en frío, es decir antes de haber recorrido más de 3 km (a una velocidad reducida) o por lo menos 2 horas después de haber dejado de circular. Si te ves obligado a inflar los neumáticos en caliente, añade 0,3 bares a la presión recomendada. En cualquier caso, evita medir la presión de los neumáticos si hace mucho calor o después de que tu vehículo haya estado estacionado al sol.

Para comprobar la presión, desenrosca el tapón que protege la válvula del neumático, coloca la boquilla del inflador en la válvula y mira el nivel indicado en la pantalla. Puedes ajustar la presión del neumático con los botones + y –.

Para que el neumático sea bien estanco, a continuación procura colocar bien los tapones de las válvulas.

El consejo de rezulteo:

No desinfles nunca un neumático en caliente: es normal que su presión sea elevada debido a la temperatura. Espera a que se enfríe para comprobar su presión de forma adecuada.

¿Este consejo te ha sido de ayuda?

Encuentra esta guía en las siguientes carpetas