Cuidado con el riesgo de derrape, especialmente en bajada

La clave en condiciones invernales es la adherencia. Tanto si la calzada está nevada como si está helada o simplemente húmeda, tus neumáticos tienen que proporcionar un agarre lo suficientemente eficaz como para no derrapar cuando frenas o coges una curva.

Esto es aún más importante en las bajadas donde las prestaciones de los 4x4 no son mejores que las de los vehículos con dos ruedas motrices. Al contrario, los vehículos todo-terreno son a menudo más pesados y, por tanto, son más delicados de manejar tanto en el frenado como en las curvas.  

Por eso, si vives en una provincia fría, es fundamental que equipes tu 4x4 con unos neumáticos de invierno. Solo los neumáticos de invierno están adaptados para ofrecerte la adherencia necesaria sobre todo tipo de calzada: mojada, nevada o helada. Su goma está diseñada para proporcionarte la mejor eficacia en cuanto la temperatura exterior desciende por debajo de los 7°C.

No dudes en consultar nuestro comparador de neumáticos si debes comprar neumáticos 4x4 de invierno