Compara neumáticos y encuentra el mejor precio

Compra tus neumáticos al mejor precio con nuestro comparador

¿Cuándo hay que quitar los neumáticos de invierno?

¿Las temperaturas son más suaves y te preguntas si ha llegado el momento de montar los neumáticos de verano? No sabes si terminar de gastar los neumáticos de invierno en verano. Descubre qué se puede hacer y también las precauciones que hay que tomar al hacer el cambio de neumático estacional.
¿Cuándo hay que pasar de los neumáticos de invierno a los neumáticos de verano?

Todo lo que hay que saber sobre el cambio estacional de los neumáticos - Copyright © rezulteo

¿Cuándo tienes que montar los neumáticos de verano?

Si montaste neumáticos de invierno, en cuanto la temperatura aumenta hay que sustituirlos por los de verano. También puedes usar como referencia el cambio al horario de verano, que es más sencillo que vigilar el termómetro. Es la señal de que ha llegado el momento de cambiar tus neumáticos.

¿Cuál es la diferencia entre el neumático de verano y el neumático de invierno?

¿Debes cambiar realmente los neumáticos dos veces al año? La respuesta es que sí, por tu seguridad, pero también por tu bolsillo. Y te explicamos por qué...   

En cuestión de seguridad, es evidente que el cambio de neumático estacional resulta necesario. Los neumáticos de verano están diseñados para ofrecerte unas prestaciones óptimas cuando las temperaturas son cálidas, mientras que los neumáticos de invierno son óptimos para las temperaturas más frías y las condiciones más difíciles: calzada resbaladiza, nieve, hielo…    

Pero entonces, ¿por qué no optar por unos neumáticos para todas las estaciones? Es verdad que los neumáticos 4 estaciones tienen la ventaja de que no hay que cambiarlos a lo largo del año, pero siguen siendo una solución intermedia entre los neumáticos de verano y los neumáticos de invierno. En otras palabras, sus prestaciones no son tan buenas como las de los neumáticos de verano en la estación cálida, ni como las de los neumáticos de invierno en la estación fría. A pesar de todo, los neumáticos para todas las estaciones siguen siendo una alternativa que puede ser adecuada para los vehículos que circulan en las provincias donde los inviernos son suaves.  

¿Puedes terminar de gastar tus neumáticos de invierno en verano?

Si tus neumáticos de invierno están demasiado gastados para volver a usarlos otro invierno, puedes tener la tentación de terminar de gastarlos durante el verano. La ley no lo prohíbe, siempre que la profundidad de sus dibujos siga siendo superior al mínimo legal de 1,6 mm.

Sin embargo, tienes que estar atento porque en verano tus neumáticos de invierno se desgastarán mucho más rápido que en invierno debido a que el firme caliente acelera la erosión de la goma. También tienes que tener en cuenta que si el tiempo es caluroso, las prestaciones de los neumáticos de invierno son inferiores a las de los neumáticos de verano, sobre todo en las calzadas mojadas si se acercan al final de su vida útil. ¡Adapta tu velocidad!    

¿Qué precauciones tienes que tomar al montar tus neumáticos de verano?

Antes de montar tus neumáticos de verano, comprueba detenidamente su estado para evitar malas sorpresas:  

  • ¿Están correctamente inflados?

Después de haber estado almacenados varios meses, es posible que tus neumáticos de verano hayan perdido un poco de presión. Ajústala y acuérdate después de comprobarla una vez al mes.    

  • ¿Cuál es su nivel de desgaste?

Comprueba que el espesor de la goma no llegue al testigo de desgaste (índice TWI) colocado en el fondo de las ranuras de la banda de rodadura. Si es así, tienes que cambiar los neumáticos para estar en regla.

Otra exigencia legal: la diferencia de desgaste entre los 2 neumáticos de un mismo eje no debe superar los 5 mm.

  • ¿Están dañados?

No te arriesgues a sufrir un pinchazo o un reventón: antes de montarlos, comprueba que tus neumáticos de verano no tienen ninguna deformación, bulto, hernia, grieta o resquebrajadura.    

Asegúrate también de que no hayan sufrido ningún desgaste irregular (desgaste en facetas, asimétrico, en el centro o en los hombros de la banda de rodadura). Si es así, no te limites a cambiarlos: busca también la causa de ese desgaste anormal (problema de alineación, de equilibrado o simplemente de inflado).

¿Cómo almacenar tus neumáticos de invierno en verano?

El almacenaje de los neumáticos mientras no los usas es importante. Si se almacenan mal, pueden estropearse hasta tal punto que no se podrán volver a utilizar el invierno siguiente. De hecho, su goma puede oxidarse y agrietarse si las condiciones de humedad, de luz y de temperatura no son adecuadas.

Estas son las 4 reglas de oro resumidas para que conserves bien los neumáticos  de invierno en verano:

  1. Antes de desmontarlos, anota la posición de tus neumáticos en el vehículo para rotarlos en el siguiente montaje y para mantener un desgaste homogéneo.
  2. Límpialos antes de guardarlo.
  3. Almacénalos en un lugar adecuado para la goma.
  4. Colócalos en el sentido correcto.

El consejo de rezulteo:

También puedes ponerte en manos de un especialista para almacenar tus neumáticos. Muchas marcas ofrecen un servicio de almacenamiento.

¿Este consejo te ha sido de ayuda?

Sobre el mismo tema

Encuentra esta guía en las siguientes carpetas

¿Cuándo cambiar mis neumáticos?

¿Debo cambiar mis neumáticos?

¿Cómo saber cuándo hay que cambiar de neumáticos? Aprende a medir el desgaste de tus neumáticos y a detectar un desgaste irregular o una hernia. Descubre cómo conocer la fecha de fabricación de un neumático, si tus neumáticos respetan la ley o si cambiar dos o cuatro neumáticos. Y además, te enseñamos a comprender las alertas del sensor de presión de tus neumáticos y a detectar los posibles problemas. ¡No olvides utilizar nuestro comparador de neumáticos si necesitas cambiar los tuyos!.