Compara neumáticos y encuentra el mejor precio

Compra tus neumáticos al mejor precio con nuestro comparador

¿Qué diferencias hay entre los neumáticos de invierno y los neumáticos de verano?

¿Cuál es el neumático más adecuado para tu vehículo, tu uso y las condiciones climáticas en las que circulas? ¿Hay que cambiar de neumáticos en cada estación o se puede circular con unos neumáticos de verano en invierno? Descubre las diferencias entre los neumáticos de verano y los neumáticos de invierno, y las ventajas e inconvenientes de cada uno.
Neumáticos de invierno y de verano, las diferencias

Los neumáticos de invierno tienen un uso distinto del de los neumáticos de verano - Copyright © www.istockphoto.com

¿Por qué las prestaciones de un neumático de invierno son mejores en invierno que las de un neumático de verano?

En invierno, los neumáticos tienen que permitirte mantener el control de tu vehículo en todas las situaciones que te puedas encontrar en la carretera: nieve, hielo, calzada fría, húmeda y resbaladiza. Ahora bien, los neumáticos de invierno están precisamente diseñados para este tipo de condiciones:

  • Su goma se adapta específicamente a las bajas temperaturas: está hecha de caucho y de sílice, y conserva toda su elasticidad para ofrecer una adherencia óptima. 
  • Sus profundas ranuras permiten una evacuación rápida y eficaz del agua y de la nieve. 
  • Sus numerosas laminillas funcionan como unos tacos que ofrecen una mayor fuerza de tracción.

Por el contrario, el neumático de verano está hecho para temperaturas más altas. Si hace frío, su goma se endurece y se reducen entonces su adherencia, su eficacia de frenado y su motricidad. Además, sus dibujos tienen menos relieve y tiene menos laminillas que un neumático de invierno, lo que hace que sus prestaciones sobre nieve sean peores.

Los números lo demuestran:

  • Sobre una calzada fría y húmeda, un neumático de verano puede tener una distancia de frenado hasta 2 veces más larga que un neumático de invierno.
  • Sobre la nieve o el hielo, puede ser hasta 8 veces más larga.
¿Qué diferencias hay entre los neumáticos de invierno y los neumáticos de verano?

© rezulteo

Conclusión: si en tu provincia hace frío, no uses los neumáticos de verano en invierno. Si optas por un neumático de invierno durante la estación fría, te aseguras una mejor adherencia, una mayor motricidad, unas distancias de frenado más cortas y un menor riesgo de derrape o de aquaplaning.

¿Por qué las prestaciones del neumático de verano son mejores en verano que las del neumático de invierno?

Como te puedes imaginar, las prestaciones del neumático de verano son mejores que las del neumático de invierno con tiempo caluroso. Su goma está específicamente diseñada para temperaturas más altas y su dibujo se adapta a todos los tipos de calzadas: es lo suficientemente rígido para ofrecer un buen agarre sobre suelo seco y bastante ranurado para evacuar el agua sobre suelo mojado.

¿Qué puedes hacer si, al final del invierno, observas que el estado de tus neumáticos de invierno no permite que los vuelvas a usar durante otra estación fría? ¿ Puedes terminar de gastarlos en verano? No hay nada que prohíba circular con neumáticos de invierno en verano: la normativa española sólo exige que la profundidad de las ranuras de los neumáticos siga siendo superior a 1,6 mm.  

Sin embargo, tienes que saber que los neumáticos de invierno son menos seguros que los neumáticos de verano con temperaturas elevadas. Su distancia de frenado sobre suelo seco es más larga y el riesgo de aquaplaning sobre suelo mojado es más elevado. Por tanto, si decides terminar de gastar los neumáticos de invierno en verano, adapta tu conducción y limita la velocidad para compensar la disminución de las prestaciones.

¿Es conveniente usar un neumático 4 estaciones en invierno y en verano?

La ventaja del neumático todas estaciones es evidente: te permite llevar los mismos neumáticos todo el año y no tener que montarlos y desmontarlos en cada temporada. Pero en contrapartida, ofrece menos prestaciones que los neumáticos propios a cada estación: tiene un comportamiento medio en todas las condiciones climatológicas y  resulta indicado principalmente para las provincias con inviernos más suaves. Un neumático 4 estaciones sigue siendo una solución intermedia entre un neumático de verano y un neumático de invierno. No es tan eficaz como un neumático de verano en verano, ni su nivel de prestaciones no es tan bueno como el de un neumático de invierno en invierno.  

Según las pruebas realizadas por el TCS (Touring Club Suisse), los neumáticos para todas las estaciones tienen unas distancias de frenado:

  • más largas que las de los neumáticos de verano sobre suelo seco con tiempo caluroso
  • más largas que las de los neumáticos de invierno sobre una calzada mojada o nevada en invierno

En conclusión, si vives en una provincia fría, es preferible alternar entre los neumáticos de verano y los de invierno que elegir unos neumáticos 4 estaciones tanto por razones de seguridad como por razones económicas. ¡Vas a salir ganando con el cambio de neumáticos 2 veces al año!

¿Este consejo te ha sido de ayuda?

Sobre el mismo tema

Encuentra esta guía en las siguientes carpetas