Encuentra los mejores neumáticos al mejor precio

Te ayudamos a elegir y comprar tus neumáticos

El neumático runflat: ¿la solución contra los pinchazos?

¿Has oído hablar de los neumáticos runflat y te preguntas si vale la pena montarlos en tu vehículo? Un neumático runflat puede pincharse, pero en caso de pinchazo puedes seguir circulando, lo que puede facilitarte las cosas y evitar que tengas un accidente. Descubre las ventajas e inconvenientes de los neumáticos runflat.
Neumático runflat: ¿solución antipinchazos?

Neumático runflat, ¿cuáles son sus ventajas e inconvenientes?  Copyright - © Michael Sheehan

¿Qué es un neumático runflat?

« Run flat » significa rodar desinflado. Concretamente, el neumático runflat te permite seguir circulando después de un pinchazo, a lo largo de una distancia de 80 km, a una velocidad máxima de 80 km/h. La tecnología runflat compensa la pérdida de presión del neumático pinchado y le permite seguir soportando temporalmente el peso del vehículo sin que el neumático se raje o se salga de la llanta. 

¿Cómo funciona? Todo depende de la tecnología que se use. Estos son los 2 tipos de neumáticos runflat más corrientes en el mercado:

  • Los neumáticos autoportantes (Self Supporting Tyres) son neumáticos con los flancos reforzados, lo que limita su hundimiento en caso de pinchazo. Es el caso, por ejemplo, de los neumáticos DSST (Dunlop Self-Supporting Technology).
neumático-runflat-self-supporting

Copyright - © Bridgestone

  • Los neumáticos con soporte (Support Ring System) tienen un refuerzo interior que impide que se aplasten en caso de pérdida de presión. Este tipo de neumático requiere un equipamiento especial para la rueda. Michelin, por ejemplo, dispone de este sistema con la tecnología ZP (Zero Pressure).  
neumático-runflat-support-ring-system

Copyright - © Bridgestone

¿Puedes montar neumáticos runflat en tu coche?

La tecnología runflat, inicialmente reservada a los vehículos con la homologación runflat de su fabricante (BMW, Mercedes, Mini…), ya se está generalizando. Los neumáticos runflat ya se pueden montar en todos los vehículos equipados con un TPMS (Tyre Pressure Monitoring System o sistema de control de la presión de los neumáticos) obligatorio en todos los vehículos nuevos desde noviembre de 2014. El fabricante japonés Bridgestone con su tecnología Driveguard, ha sido el primero en proponer neumáticos runflat compatibles con los vehículos equipados con un TPMS.

¿Por qué es obligatorio tener un TPMS para montar unos neumáticos runflat? Porque con estos neumáticos, una pérdida de aire por un pinchazo es casi imperceptible para el conductor. Sin el TPMS para avisarte del cambio de presión, ¡podrías seguir circulando sin darte cuenta de que has pinchado!

Las ventajas del neumático runflat

Un neumático no se pincha muy a menudo, pero cuando te pasa siempre es molesto, sobre todo si es de noche, bajo un aguacero o en un lugar peligroso para pararse. El neumático runflat te facilita la vida ya que te permite llegar hasta el siguiente taller o a un lugar seguro para cambiar la rueda.  

Otra ventaja innegable: gracias a la tecnología runflat puedes mantener el control de tu vehículo en caso de pinchazo. Sin embargo, hay que conducir de forma prudente. Y tienes que saber que la tecnología runflat no impide que un neumático estalle.

Así, el neumático runflat te permite ganar al mismo tiempo en comodidad y en seguridad.

Los inconvenientes y los límites del neumático runflat 

A los neumáticos runflat se les ha reprochado a menudo que tengan peores prestaciones que los neumáticos estándar, aunque hoy en día ya no es así.  Los fabricantes han optimizado sus prestaciones, tanto en términos de comportamiento en carretera como de confort y de resistencia al rodamiento. Aunque es un poco más pesado que un neumático clásico (aproximadamente 300 g), el neumático runflat no consume mucho más carburante.

En realidad, sus inconvenientes son sobre todo de tipo económico:  

  • Son entre un 20% y un 30 % más caros que un neumático estándar.
  • Los neumáticos runflat siempre se deben montar de 4 en 4.
  • Un neumático runflat pinchado o estropeado, en general, no se puede arreglar.
  • El montaje de un neumático runflat puede costar un poco más caro porque requiere unas técnicas específicas.

Por otra parte, no te olvides de que su capacidad en caso de pinchazo es limitada: en cuanto el TPMS te indique el problema, reduce la velocidad a menos de 80 km /h y organízate para cambiar el neumático lo antes posible ¡tienes 80 km!

Por último, el neumático runflat es menos confortable que un neumático clásico.

¿Cómo saber si un neumático dispone de la tecnología runflat?

Cada fabricante tiene su denominación. Para que no te pierdas, aquí tienes la lista de las principales denominaciones runflat

  • DSST (Dunlop Self-Supporting Technology): Dunlop
  • EMT (Extended Mobility Technology): Goodyear
  • Eufori@: Pirelli
  • FRF (Federal Run Flat): Federal
  • HRS (Hankook Runflat System): Hankook
  • K1, K2, KA, KS Run Flat: Pirelli
  • LHD RFT (runflat y vehículo equipado con un volante a la izquierda): Bridgestone
  • LHD ROF: Dunlop
  • LHD ZPS: Yokohama
  • NR1 ROF: Dunlop
  • NRT (Norauto Runflat Tyre): Norauto
  • RFT: Bridgestone, Firestone (...)
  • ROF (Run On Flat): Dunlop
  • Run Flat: Pirelli, Nokian, Vredestein (...)
  • SSR (Self Supporting Rim): Continental
  • SST (Self-Supporting Tyre): Dunlop
  • TD (Tyre Denloc): Dunlop
  • TRF (Toyo Run Flat): Toyo
  • URS (Ultra Runflat System): Nexen
  • VRFC (Vredestein RunFLat Component): Vredestein
  • XRP (eXtended Runflat Performance): Kumho, Marshal
  • ZP (Zero Pressure): Michelin
  • ZP DT, ZP S1: Michelin
  • ZPS (Zero Pressure System): Yokohama

¿Este consejo te ha sido de ayuda?