Encuentra los mejores neumáticos al mejor precio

Te ayudamos a elegir y comprar tus neumáticos

ABS, ESP, ASR: ¿Cómo funcionan en la nieve?

¿Tu vehículo está equipado con uno o varios sistemas de ayuda a la conducción: ABS, ESP, ASR...? Sobre la nieve, estos sofisticados dispositivos a veces pueden reaccionar de forma sorprendente. ¡No dejes que te sorprendan y anticípate a sus efectos!
Sistemas de ayuda a la conducción sobre nieve

¿Cómo usar lo mejor posible las ayudas a la conducción sobre nieve? - Copyright © pixabay.com

Cada sistema de ayuda a la conducción tiene un comportamiento distinto sobre la nieve…

Los sistemas de ayuda a la conducción sirven para asistirte en caso de emergencia: actúan sobre el motor y los frenos para ayudarte a mantener el control de tu vehículo. Ahora bien, sobre la nieve, estos sistemas electrónicos a veces pueden comportarse de una manera inesperada. Aprende a conocerlos mejor para que no te cojan desprevenido.

El ABS, el sistema antibloqueo de los frenos

Cuando frenas de manera pronunciada, el sensor del ABS detecta el punto de bloqueo de una o varias ruedas de tu vehículo y reacciona inmediatamente reduciendo la presión de frenado sobre la rueda en cuestión. Esto evita que se bloquee la rueda y que tu coche derrape sin control. Sentirás fácilmente cómo interviene el ABS porque notarás unas vibraciones en el pedal del freno. El inconveniente es que la distancia de frenado aumenta. Cuidado: ¡sobre una calzada nevada o helada, puede duplicarse o incluso triplicarse!

También puede pasar que tu sistema ABS se vuelva loco porque no consigue analizar la situación: puede reaccionar de una manera inadecuada si hay una diferencia de adherencia entre las ruedas derechas y las ruedas izquierdas, por ejemplo si solo la mitad de la carretera está cubierta de nieve o si la calzada tiene baches.

El consejo de rezulteo 

Si conduces sobre la nieve, reduce la velocidad y anticípate a las situaciones de frenado en la medida de lo posible.

El ESP, el corrector de trayectoria

El ESP interviene cuando detecta que las ruedas de tu vehículo cogen una dirección diferente a la que das con el volante (subviraje o sobreviraje, por ejemplo) y corrige la trayectoria activando el sistema de frenado y reduciendo la inyección de combustible en el motor, lo que limita la capacidad de aceleración y puede ser molesto, sobre todo en subida.

El consejo de rezulteo 

Si circulas sobre la nieve con un vehículo equipado con un ESP, anticípate a la posible pérdida de velocidad provocada por el sistema en caso de que haya una ligera desviación de la trayectoria.

El AFU, la ayuda al frenado de emergencia

En un frenado de emergencia, es posible que pises el pedal del freno demasiado poco o con un ligero tiempo de retraso. La ayuda al frenado de emergencia sirve para acentuar tu movimiento. El sistema mide la velocidad de hundimiento del pedal del freno y multiplica la presión de frenado, lo que te permite alcanzar casi al instante la máxima intensidad de frenado.

El ASR, el sistema antipatinaje 

El objetivo del sistema antipatinaje es evitar que las ruedas motrices patinen durante la aceleración. Es especialmente útil para arrancar, sobre todo sobre la nieve o el hielo. En cuanto una rueda motriz empieza a patinar, reduce la potencia pero sin transferir la potencia de una rueda a otra (salvo en los dispositivos específicos con un diferencial autoblocante). Si la otra rueda motriz patina a su vez, el ASR disminuye otra vez la potencia del motor hasta que las dos ruedas recuperen su adherencia.  

Cuando arranques sobre una superficie resbaladiza como la nieve o el hielo, para que las ruedas consigan recuperar adherencia, es posible que el ASR se vea obligado a reducir la potencia del motor hasta tal punto que el coche ya no logre arrancar. Ya solo te queda una solución: apagar momentáneamente el sistema.

El consejo de rezulteo 

En caso de tener que arrancar en cuesta, sobre la nieve o sobre el hielo, si la potencia del motor es demasiado baja, desactiva el sistema ASR hasta que recuperes adherencia, y luego, vuelve a activarlo.

Unos neumáticos de invierno diseñados para mejorar el efecto de las ayudas a la conducción

Ante la generalización de los sistemas de ayuda a la conducción, los fabricantes ya ofrecen unos neumáticos de invierno optimizados para estos dispositivos. Así, el modelo TS 860 de la gama WinterContact de Continental está especialmente diseñado para mejorar el efecto del corrector de trayectoria (ESP). Este neumático de invierno está hecho con unas laminillas específicas que se alinean más fácilmente en la dirección de conducción deseada. 

Leer la prueba de este neumático de invierno de rezulteo

El consejo de rezulteo 

Con nieve, sean cuales sean los sistemas de ayuda a la conducción que tengas, no te olvides de adaptar tu velocidad y de mantener una distancia de frenado suficiente. Las cadenas y las fundas de nieve también te pueden ser muy útiles en situaciones delicadas… ¡Acuérdate de ellas!

¿Este consejo te ha sido de ayuda?