Tu comparador de precios de neumáticos

La geometría y el equilibrado de los neumáticos: una garantía para tu seguridad

¿Sientes vibraciones en tu vehículo, especialmente en el volante, cuando conduces? ¿Tienes la impresión de que tu coche tiende a irse más hacia la izquierda o hacia la derecha? ¿Parece que tus neumáticos se desgastan de forma irregular y de manera más pronunciada en algunas partes de su superficie? Cuidado, puede que tengas un problema de equilibrado o de geometría. Descubre cómo detectar este tipo de anomalía y qué hacer para solucionarla.
Geometría y equilibrado neumáticos

¡Asegúrate de que tus neumáticos estén bien equilibrados! - © All Rights Reserved

El equilibrado del neumático

¿Para qué sirve el equilibrado?

El equilibrado de los neumáticos es una operación que se realiza durante el montaje de los mismos. Su finalidad es evitar las vibraciones durante la conducción, no solo para tu comodidad, sino también para prevenir un desgaste prematuro de los neumáticos y de los elementos mecánicos del vehículo (suspensión, dirección y rodamientos).

¿Cómo se equilibra un neumático?

Para evitar las vibraciones, el peso del neumático debe repartirse de manera uniforme alrededor de su eje de rotación. El equilibrado consiste simplemente en colocar unos pequeños pesos en el neumático para lograr un reparto homogéneo del peso.   

A veces hay que repetir posteriormente esta operación, que realiza el técnico durante el montaje de los neumáticos, porque el equilibrio se desajusta por el paso del tiempo o por un golpe contra una acera, por ejemplo.

Los signos de un mal equilibrado

Estos son los signos que pueden indicar que tus neumáticos están mal equilibrados:  

  • Sientes vibraciones en el volante cuando conduces.
  • La goma de tus neumáticos parece que se desgasta de forma irregular: un equilibrado defectuoso que no se corrige rápidamente puede provocar un desgaste desigual.

En este caso, no esperes: lleva tu vehículo a un especialista para volver a equilibrar las ruedas.

La geometría

¿Qué es la geometría?

El reglaje de la geometría de tu coche consiste en ajustar los ángulos de las ruedas para que estén perpendiculares al suelo y paralelas entre sí. La finalidad de esta operación es garantizar una buena adherencia y evitar el desgaste prematuro de los neumáticos. La realiza el especialista en neumáticos según las especificaciones del fabricante de tu vehículo.

No hay que confundir geometría y paralelismo

Oímos hablar a menudo del paralelismo, que es uno de los 3 principales ajustes de la geometría, junto con el ángulo de inclinación y el ángulo de incidencia.

  • El paralelismo es el alineamiento de las 2 ruedas de un mismo eje. Cuando no está ajustado, los neumáticos se desgastan rápidamente de manera anormal, formando unas rebabas que se pueden sentir al pasar la mano sobre la goma.  
El paralelismo es el alineamiento de las 2 ruedas de un mismo eje

© rezulteo

  • El ángulo de inclinación se refiere a la inclinación vertical de la rueda con respecto al suelo. Si es demasiado pronunciado, el neumático tenderá a desgastarse por los lados.
El ángulo de inclinación se refiere a la inclinación vertical de la rueda con respecto al suelo

© rezulteo

  • El ángulo de incidencia es la separación entre el eje de pivote de la rueda y la vertical. Influye en la dirección y en la adherencia del vehículo.
El ángulo de incidencia es la separación entre el eje de pivote de la rueda y la vertical

© rezulteo

Los signos que indican que hay que corregir la geometría

La geometría o alineación de las ruedas puede alterarse a causa de un golpe (acera, bache, colisión…) y puede afectar entonces al comportamiento del vehículo.  

Estas son las señales de alerta en las que te tienes que fijar:

  • Tu vehículo tiene tendencia a irse hacia un lado.
  • Tu volante no está derecho cuando vas en línea recta o no vuelve a su posición correctamente después de una curva.
  • Parece que tu vehículo pierde adherencia.
  • La goma de tus neumáticos se desgasta más rápido que de costumbre o de manera irregular.  

El consejo de rezulteo:

Si chocas contra una acera o si pasas por un bache, acuérdate de comprobar el estado de los neumáticos para detectar cualquier irregularidad (bulto, hernia, corte…) y estate atento a los signos que pueden indicar que la geometría o el equilibrado de los neumáticos se ha desajustado.

¿Este consejo te ha sido de ayuda?

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Para saber más, consulta nuestras Condiciones de uso

;